Información

REFUTACIÓN

A los Juegos Florales celebrados por farsantes y animales espiritistas en Barcelona

La que se titula Luz y Unión Revista de Estudios Psicológicos de Barcelona, en su nº. 1º de este año se declara farsante, puesto aconseja a los suyos que hay que volver a las obras de Kardec y siempre se tituló Kardeciana.

En el suplemento nº. 5, encontramos estas palabras: "El libre albedrío no existe. El hombre es el animal más perfecto de la tierra, pero no deja de ser un animal".

El espíritu humano no pudo ser una excepción de las demás cosas de la naturaleza.

Y para decirnos esto escribe 69 párrafos con objeto de embrollar la verdad que quiere ocultar, cuyo escrito obtuvo el premio nº. 2 con una plancha ... de plata, mas no por eso dejará de ser plancha.

Su autor, D. Mariano Torres, médico de la Beneficencia de Lérida.

También nos dice que el espíritu da por cuenta propia la forma al cuerpo, y por lo tanto a los órganos cerebrales; que el uso de tales órganos los atrofian o se dilatan según el uso que se hace de ellos. Declara que en determinados casos puede el espíritu imprimir a su organismo corporal una forma especial a fin de que resulte más apta para sus fines y propósitos.

Dice que el espiritismo es la filosofía que tanto y tan viva luz arroja sobre estos grandes problemas, etc.

No es nuestra obligación discutir con los que por mucho tiempo nos vienen despreciando por creernos inferiores a ellos, y llegan al extremo de preferir titularse animales, despreciando el amor y misericordia de nuestro Padre a reconocer su error y admitirnos como hermanos examinando nuestros hechos en la cuestión espiritual que nos ocupa y menos aún porque la experiencia nos va enseñando, que del trato con animales tampoco sacaremos más que coces, como la que dieron con el suplemento nº. 3 en donde se pondera la obra que están haciendo hasta tratarla de excelsa. Pero dos impulsos nos obligan a molestarles con la adjunta despedida. (=1=)

El primero es para decirles, que en la carrera espiritual dejan de pertenecer al rebaño de la derecha, por que la barrera del aprisco se les ha encerrado, y por tanto, se entenderán con el que viene en pos de mi por el camino de la izquierda.

El segundo es refutar enseñanzas de mis hermanos malvados, para que los que se dicen ignorantes puedan elegir entre aquellas o nuestra refutación.

EL LIBRE ALBEDRÍO

En los talleres del gran Arquitecto se crean toda clase de formas para la vitalidad según sus especies.

La humana es la especie predilecta del Creador, única para alternar con Él en sus funciones, hablar y comprenderlo; por eso es creada a su imagen como lo enseñan los espíritus superiores cuando como mensajeros, los hallamos tanto en la Tierra como fuera de ella, y por la misma causa es la materia de que se forma predilecta también, en su clase, igualmente que la labor que en ella se emplea; pero es materia y no puede entrar en acción hasta recibir la vitalidad. De la misma manera son creadas las formas de toda clase de animales y vegetales, que han de servir al humano en cuanto de ellos pueda necesitar; pero tanto las materias cuanto la labor pasan a segunda y tercera clase.

Hemos observado que la cabeza del humano tiene tres departamentos o concavidades unidas al tronco nervioso donde se aloja el orgullo, egoísmo y vanidad pertenecientes a la materia de que es creada dicha forma y otras tres al lado de éstas donde se aloja el amor, paz y caridad que pertenecen a la vitalidad o esencia que recibe del Creador; más claro, tres localidades de benevolencia y tres de malevolencia que se disponen luchar entre sí hasta que las primeras partes venzan y humillen a las segundas con la ventaja de poder tomar tantas reencarnaciones cuantas necesite la benevolencia para vencer.

Cuando dichas partes han ocupado sus puestos, queda completa la creación del espíritu y el Creador le dice: vete, recorre la pluralidad de mundos; Amor, Paz y Caridad te encomiendo con todos tus hermanos; (=2=) no volverás a mi lado hasta que así hayas cumplido, llevas contigo libre albedrío, y otro espíritu, superior a él, se encarga de acompañarlo por dicha pluralidad, recomendándole la encomienda que recibió del Creador; usando Éste la más absoluta inmutabilidad, hasta que el joven espíritu puede volver por sí solo, a la casa Paterna, sin que pueda perder por ningún modo dicho libre albedrío, al menos que él por propia voluntad, lo ceda a otro superior para fines progresivos generales de toda la humanidad; mas no por eso deja la responsabilidad a las faltas que cometa a la ley o mandato que recibió. (=3=)

La venida a la tierra, en general, es por castigo pues la tierra para la Nueva Jerusalén es como Ceuta para España; puntos de reclusión para los que no cumplen las leyes divinas y humanas. Por tanto, al venir, ha sido ya consciente de las faltas que había cometido como sabe los trabajos que debe ejecutar en la materia o cuerpo que va a formar. Luego siendo él el arquitecto de la obra es responsable de las imperfecciones que resulten.

¿Porqué no las imprime en todo tiempo esas formas especiales que dice el hombre animal, para sus fines y propósitos? ¿y después de tanta aclaración queréis matar la filosofía por enaltecer a la frenología? solo pueden ser capaces de tal dicho, aprobación y premio, los que renegados de ser hombres prefieren el título de animales; ¿qué razón tiene la frenología para asegurar que el estado de los órganos pueda ser el mismo en el momento de examinarlos que lo había sido antes y lo sean después, desde el momento que el uso más o menos que de ellos hace el individuo los deprime o desarrolla? y además, todo espíritu tiene por misión reprimir los órganos de la malevolencia y fortalecer los de la benevolencia; el espíritu lo sabe y el hombre que no lo sabe es porque no quiere saberlo, desde el momento que el toque de la conciencia le avisa, con su repugnancia la falta que va a cometer.

Es así pues que el libre albedrío existe en el espíritu desde su creación y todos los que intenten robárselo son ladrones en la esencia; y por tanto, el hombre espiritualmente es responsable de los perjuicios que cause a sus semejantes ante la ley de Dios, como lo es de los que causa el hombre por la ley humana. Esto ponemos de nuestra cosecha para protestar del gran absurdo llamado Juegos Florales espiritistas celebrados por farsantes y animales Kardecianos; y como comprobante vamos a citar las partidas del Libro de los Espíritus por Allan Kardec, que quedaban muertas por los animales espiritistas. ¿Qué mejor juez podríamos nombrar para redimir esta causa puesto en él manifiestan tener su confianza? no es posible, puesto también nosotros nos sometemos a ella.

Las partidas 122, 123, 728, 773, 774, 843 a 851 y 872 dicen: la sabiduría de Dios consiste, en la libertad que a cada uno concede de elegir; porque así tiene cada uno el mérito de sus obras.

Sin libre albedrío el hombre sería una máquina y no tiene culpa del mal, y por lo tanto no es responsable de sus actos como tampoco tiene mérito alguno, por el bien que hace, etc.

Las 258 a 269, 393, 399(1), 851, 862, 871 y 984 que hablan sobre las pruebas, añaden: que por la libertad que el espíritu tiene elige las pruebas que quiere pasar en la encarnación para pagar las deudas atrasadas, o sea, las faltas que había cometido a la ley en encarnaciones anteriores por las cuales ha sido desterrado, etc. y esto nos demuestra claramente que tiene libre albedrío y por él, la responsabilidad de sus actos; y no se olvide que el Padre concede el libre albedrío a todos sus hijos para cumplir más tarde o más temprano su mandato y no para faltar a la ley.

Las 6, 9, 66, 71, 222 Párrafo 1º, 585, 591, 592, 597, 606, 610 y 677 que hablan de, si el animal puede llegar a ser humano dicen: las plantas siempre son plantas, los animales, animales y siempre hombres los hombres. Los espíritus rechazan del modo más absoluto la transmigración del hombre en los animales y viceversa.

El hombre es un ser especial que se rebaja mucho a veces o que puede elevarse también mucho. En lo físico, el hombre es como los animales, y está mucho menos provisto que mucho de ellos, pues, la naturaleza ha dado a éstos lo que aquel se ve obligado a inventar con su inteligencia para su conversación y satisfacción de sus necesidades. Su cuerpo se destruye como el de los animales, es cierto; pero su espíritu tiene un destino que solo él puede comprender; porque solo él, es completamente libre. ¡Pobres hombres que os rebajáis hasta el bruto! ¿no sabéis distinguiros de él? Reconoced al hombre en el pensamiento de Dios, &. &.

Y si alguna duda os queda, leed la partida 236 del Libro de Médiums y quedaréis convencidos.

Las 26, 27, 29, 37, 39, 43, 49, 52, 53, 54, 77, 80 a 83, 115, 119 a 122, 127, 133, 135, 144, 189, 634, 704, 705 y 1.006 todas ellas están conformes, en que Dios crea a los espíritus sencillos e ignorantes y todos aptos de igual manera para el progreso por medio del cumplimiento de su ley, etc. y esto afirma una vez más, que el hombre no procede del animal. Ahora bien, con los dichos y aprobaciones en vuestros Juegos Florales habéis querido matar todas las partidas de la Filosofía de Kardec, que quedan apuntadas en este relato y otras; negáis a Dios y su creación con sus atributos, ¿adónde vais por ese camino? a la destrucción de la sublime doctrina de Cristo. No, hermanos queridos, no, eso no puede ni debe tolerarse, porque si vosotros tenéis empeño en tapar la luz clara de la verdad a los hermanos que de buena fe la buscan, nosotros que os comprendemos, seremos un centinela permanente para descubrirla y que la vean tal como es, todos los que quieran.

Examinad todos nuestros dichos y nuestros hechos dentro de los atributos y ley Divina, y si os gustan aceptadlos, y si no los encontráis justos no los admitáis, pues tenéis libre albedrío de admitir o rechazar todo lo que no comprendáis, y probamos con lo dicho: 1º. Que el Padre nos concedió el libre albedrío al crearnos y nadie tiene derecho a privarnos de él contra nuestra voluntad. 2º. Que por esa libertad elegimos las pruebas que queremos pasar para nuestro progreso. 3º. Que jamás el hombre ha pertenecido al vegetal ni al animal, y 4º. Que Dios crea a los espíritus humanos todos, a su imagen y semejanza.

Después de lo dicho solo tenemos una última recomendación que haceros y es que examinéis las partidas 624, 627 y 919 de la filosofía de Kardec y la comunicación 8ª. del capítulo 9º. del Evangelio Espiritista que dice el espíritu: Someteos al impulso que venimos a dar a vuestros espíritus; obedeced a la gran ley del progreso que es la palabra de vuestra generación. ¡Desgraciado el espíritu perezoso, cuyo entendimiento se embota! ¡Desgraciado! Porque nosotros que somos los guías de la humanidad que marcha, les daremos con el látigo y forzaremos su voluntad rebelde con el doble esfuerzo del freno y la espuela; toda resistencia orgullosa deberá ceder tarde o temprano; pero felices aquellos que son humildes, porque prestarán oído dócil a las enseñanzas.

¡Qué Junta calificadora tan justa y sabia!
*****************************************************************
A V I S O

Al Centro Cristiano Espiritista, Sadurní, 1, 3º, 2ª, donde se pregunta donde está Dios para quitarlo de su puesto y sentarse ellos, les diremos que son muchos los que lo han encontrado en el Sol llamado central siguiendo el camino que les hemos trazado y trazaremos a todos los que allí quieren llegar; pero como punto de mucha pureza no se admiten animales; causa por lo que ellos no pueden llegar allí sin que den primero un paseíto por el mundo subterráneo, (al estilo Guillermín) nuevo destierro, (a nuestro estilo) o infierno (al estilo Romano), y cuando regresen de tal paseo podrán empezar a subir las escalas porque habrán dejado allá la carga que hoy les impide llegar hasta la casa paterna.

¿Qué discípulos podrán salir de tal Centro dirigidos por maestros tan cristianos? ¿Serán cornúpedos o mulares? hacemos esta pregunta porque habiéndose declarado animales y siendo su imagen de la especie humana nos gustaría que nos dijeran, si Dios ha creado alguna especie de animales a imagen u semejanza suya y con que nombre especial los hemos de reconocer.

El Jesuita Blanco

Buzón para sugerencias y preguntas: Pulse aquí

Enlace a otros trabajos publicados por:
Pedro continuador de la obra de Jesús -El Jesuita Blanco
Defensor del cristianismo, deísmo y espiritismo filosófico


Subir al inicio de esta página:
Refutación a los Juegos Florales celebrados por farsantes
y animales espiritistas en Barcelona por el Jesuita Blanco

Notas a pie de página del opúsculo:
Refutación a los Juegos Florales celebrados por farsantes y animales espiritistas en Barcelona, por El Jesuita Blanco

=1=
No se crea que renunciamos a ser vigilantes.

=2=
Ama a tu prójimo como a ti mismo.

=3=
Esta ley es obligatorio su cumplimiento al espíritu en todos los tiempos separada de las obligaciones que adquiere como hombre.

Enlace a otros trabajos publicados:

Pedro continuador de la obra de Jesús -El Jesuita Blanco
Defensor del cristianismo, deísmo y espiritismo filosófico