LA FILOSOFÍA, LAS CIENCIAS
Y EL HOMBRE
*****************************************
Kardec y los Kardecianos
POR
El Jesuita Blanco
BARCELONA — Abaixadors, 10, 3º - 1ª
********************************************************************
BARCELONA
Imprenta de Joaquín Collazos, Sociedad en Comandita
Plaza de la Igualdad, 3 (San Agustín)
1902

Portada: 1ª Edición 1902

Información

AL LECTOR

Como podrás comprender, al paso que vayas leyendo, no te presento un ramillete de lindas poesías, grande retórica ni prosodia, puesto ni aún conocemos con toda perfección, la Ortografía castellana, todo lo que no nos ha sido óbice para comprender la filosofía natural y el tratado del alma, en la cátedra espiritual.

Por este corto saber nuestro, en las cosas materiales, nos desprecian los que pretenden ser sabios, por cátedras materiales, en las cosas espirituales; pues dicen tener a menos discutir con patanes, mamarrachos y obsesados como nosotros; y alguna vez ha llegado el caso, en velada pública, de gritar en alta voz: <<Compañeros: Unámonos, matemos lo que nos deshonra; no podemos consentir que, después de tantos estudios y gastos que tenemos hechos, venga un patán a deshonrarnos con sus explicaciones>>.

Mas, nosotros, no podemos emplear palabras que puedan ofender la personalidad de los que creemos adversarios de la idea que estamos obligados a defender; mas si por descuido o inadvertencia hallares alguna, deséchala, que la personalidad de mis hermanos es mía, por el respeto que se merecen.

Desgraciadamente nos vemos en el caso de tener que citar nombres, para deshacer errores que se empeñan que se tomen como verdades de a puño; pero nos es indispensable obrar de tal modo, por haberlos avisado antes y no los han querido deshacer; y pues se dicen espiritistas Kardeístas, vean lo que dice la partida 627 del Libro de Espíritus.

Puesto que Jesús enseñó las verdaderas leyes de Dios ¿cuál es la utilidad de las enseñanzas dadas por los espíritus? ¿Tienen algo nuevo que enseñarnos? La palabra de Jesús era a veces alegórica y en forma de parábola, porque hablaba con arreglo a los tiempos y lugares.
Hoy es preciso que la verdad sea inteligible a todos; es necesario explicar y desarrollar esas leyes puesto que hay pocos que las comprendan y menos que las practiquen; nuestra misión es la de impresionar los ojos para confundir a los orgullosos y desenmascarar a los hipócritas; a los que practican las exterioridades de la virtud y de la religión para encubrir sus vicios, la enseñanza de los espíritus debe ser clara e inequívoca, a fin de que nadie pueda pretextar ignorancia, y de que sea posible a cada uno apreciarla y juzgarla con su propia razón. Estamos encargados de predicar el bien anunciado por Jesús, y por eso no ha de ser lícito que pueda cada cual interpretar la ley de Dios a gusto de sus pasiones, ni falsificar el sentido de una ley que es todo amor y caridad.

Aconsejados, pues, por nuestros obsesores, damos principio a nuestra publicación.

El Jesuita Blanco


LAS CIENCIAS, LA FILOSOFÍA Y EL HOMBRE


Obsesor y Obsesado

Dad a Dios lo que es de Dios
y al César lo que es del César.

(Jesús)

Según nuestro lenguaje.
La ciencia es la sabiduría de las cosas por principios ciertos, como lo de las matemáticas.

FILOSOFÍA

Ciencia que trata de la esencia, propiedades y efectos de las cosas naturales.

¿Qué son las ciencias para el hombre?

Un elemento poderoso para el sostén y desarrollo del cuerpo; y de la inteligencia en la tierra.

¿Por qué la filosofía, si tanto poder tienen las ciencias?

Porque tan poderosas como son las ciencias para el cuerpo lo es la filosofía para el alma; tanto para estar en la tierra como fuera de ella.

Luego, ¿qué es el hombre?

Un compuesto de espíritu, alma y cuerpo.

¿Qué es el espíritu?

La forma del hombre.

¿Qué es el alma?

La vida del hombre.

Luego, ¿entre el espíritu y el alma forman al hombre?

Sí, con ayuda del hombre y su pareja.

Luego, ¿son necesarios tres elementos para formar un hombre?

Sí, tres elementos bajo una sola voluntad, la del Creador universal Dios; como lo podéis comprender; puesto que el hombre no crea hijos cuando quiere.

¿Cómo son creados los espíritus y las almas?

Los espíritus, humanos, de materia etérea e imponderable para el hombre (=1=), al que el Creador dota con una chispa de su Divina luz (=2=), que es la vida.

¿De manera que el orgullo, egoísmo y vanidad deben luchar con el amor, paz y caridad?

Sí, hasta que los segundos venzan a los primeros.

¿Por qué siendo el espíritu obra de Dios viene a la tierra necesitado del hombre y la mujer para batallar contra el alma?

Porque así lo pidieron ellos cuando fueron desterrados en la primera época de la tierra, que no eran uno ni otro.

¿Qué fueron, pues, sino eran hombre ni mujer?

Hermafroditas.

¿Por qué al hablar de los espíritus me haces el paréntesis de los humanos?

Porque también crea vegetales y animales para que sirvan al humano en cuanto de ellos puedan necesitar.

¿Luego el humano puede usar de todos?

Puede y debe; pero no debe abusar.

¿Por qué puso Dios a los vegetales y animales a la disposición de los humanos?

Para que de ellos hagan uso según las necesidades en toda la pluralidad; ¿acaso los hombres no creáis objetos para las comodidades de vuestros hijos? sí, y aunque hombres, demostráis quererlos crear vitales; pues Dios no puede ser menos que vosotros puesto que tiene poder.

¿Por qué estos conocimientos no se enseñan con las ciencias, que tanto pretenden conocer con los estudios de cátedra?

Porque como pertenecientes a el alma sólo ella debe comprenderlos cuando va venciendo al espíritu; las cátedras materiales se dedican mucho a las cosas del cuerpo, y muy poco a las del alma; y como en general, les llama más la atención lo material que lo espiritual, olvidan la base del último saber, y se les caen los edificios que forman, con un soplo de aire.

¿Cuál es esa base?

El cumplimiento de la ley de Dios.

¿Y con sólo esto basta para conseguir conocimientos del alma?

Sí, ejemplo de ello os dio Jesús, llamado el Cristo; Cumplid la ley que os encomendó y todos seréis sabios como él, y como él os relacionaréis con el Padre, que es amor y justicia igual para todos.

Luego, si con sólo amar al prójimo como a mí mismo me basta para comprender las cosas del alma ¿para qué quiero la filosofía y las ciencias?

La filosofía acompañada de la meditación desarrolla el velo que cubre la vista espiritual, y el cumplimiento a la ley lo rompe y destruye.
Las ciencias son convenientes para la salud de los cuerpos y conocimientos de todas las cosas pertenecientes a éstos.

¿Tanto interesan los cuerpos al espíritu que también es obligación de estudios?

Claro que le interesa. ¿Cómo podría luchar y vencer sin el cuerpo? por eso, cuando no le basta uno tiene derecho a tomar otro; pero mientras crece y se desarrolla para ser útil pierde el tiempo.

¿Debemos dar preferencia a las ciencias para los estudios, antes que a la filosofía o debemos estudiarlos a la par?

Deben hacerse separados; puesto hay variedad en las inteligencias y preferencias para la comprensión de una u otra clase.

¿En qué consiste esa preferencia y variación?

En las maneras de cumplir la ley. ¿Acaso los hijos del hombre, que decís malvados, tienen los mismos conocimientos de los negocios de la casa paterna, y confianza con el mismo padre para preguntarle por ellos, que los que son buenos y cumplen los mandatos del mismo padre? no, por el mal uso que de ellos saben hacer; lo propio sucede con los espíritus rebeldes; no pudiendo comprender la filosofía natural que conduce a el alma al seno del Creador, y de antemano entra en relaciones con Él, con el lenguaje universal, se entretienen examinando los lugares, y por más que rodean la casa paterna; no pueden dar razón de ella, ni es de su agrado, que otros la den, porque les mata el orgullo de sabios.

¿Debemos respetar el saber de tales sabios?

Sí, en cuanto a su saber de sabios científicos; no, en cuanto a la pretensión de sabios filosóficos; ¿acaso no tienes tanto derecho tú a defender la cátedra espiritual que has cursado como ellos la material?.
Te dije que debías ser columna de bronce adonde todo el orgullo y egoísmo debiere estrellarse, para conseguir la regeneración del género humano en la tierra; por todas partes están trabajando nuestros hermanos esta labor, y son poco comprendidos entre los materiales; por los sofismas que les han hecho creer esa clase de sabios, a pesar del gran deseo de conocer la verdad, y esperan que una antorcha material les ilumine para romper las vallas que espíritus malvados llamados hombres les han puesto y los detienen. Adelante pues; no te canses de enseñar el lenguaje espiritual, para que todos puedan saber apreciar la verdad, que se les enseña, preguntando a sus guardianes si las deben aceptar o no y que cada cual se haga responsable de sus actos, bajo el libre albedrío que recibió, y opten todos por la elección voluntaria o por mandados.

MAGNETISMO

La luz y unión, que se dice Revista de Estudios psicológicos de Barcelona, se empeña en hacer creer a las gentes que el magnetismo animal puede producir brillantes resultados; hasta cuando todas las medicaciones fracasan, por ser agente curativo.

Supone que el agente magnético es el mismo que sostiene nuestra vida.

Dice que varios hombres de ciencia empiezan a admitir la existencia de tan combatido fluido magnético.

Todo esto nos cuenta La luz (del averno) en su historia del magnetismo, sin que nos haya contado un solo caso de los famosos y brillantes resultados que prueben la realidad; por más que nos ha citado la escuela hipnótica de Nancy y a su director Beannis y Besnheim. En tal escuela han comprobado que la escuela magnética, sirve para criadero de toda clase de criminales, que los publicó para dar a conocer los adelantos de la ciencia (=3=), pero que a los gobernantes corresponde detener tal circulación por perjudicial a la humanidad, y que si algún día se hallase alguna ventaja debe penetrar en cátedra.

Dice también, que se ha hecho popular el magnetismo entre los Espiritistas españoles y sudamericanos; lo debemos creer puesto que lo dice su órgano, y caso de ser cierto les declaramos fuera del Deísmo, Cristianismo, Masonería y Espiritismo verdad; porque el magnetismo prohíbe el cumplimiento de la ley de Dios, que dice: Ama a tu prójimo como a ti, y en caso espiritual se pone por debajo de todo animal, porque éste nunca magnetiza a los de su especie.

A la suposición de que el agente magnético es el mismo que sostiene nuestra vida, debemos contestar lo que nos enseña la escuela filosófica espiritual.

Esta nos enseña que el hombre no es creado por el hombre; éste tan sólo prepara la materia, con ayuda de su pareja, y no siempre se forma el hombre; lo que demuestra, que para crear al hombre son necesarios dos agentes; el hombre para el cuerpo, y otro para la forma y la vida del cuerpo ¿quién será este último creador? podéis darle el nombre que queráis, más no podréis negar que es más sabio y más inteligente que el hombre, luego el hombre tiene dos padres que conocer, dos lenguajes para hablar, dos leyes que cumplir y dos modos para vivir mientras sea hombre; luego para estos últimos son precisos dos fluidos que están constantemente a la voluntad del individuo, uno material, aunque etéreo, para la conservación de los cuerpos y otro sin materia, para la conservación y progreso de los espíritus.

Del primero dispone, lo mismo el vegetal, que el animal y que el humano; del segundo sólo el humano y con arreglo al uso que haga de la ley divina, dispone más o menos de él para los conocimientos del alma, porque como esencial que es, huye del egoísmo, del orgullo y de la vanidad, razón por la que recomendamos a muchos, que dicen que no existe el lenguaje del alma, que purifiquen su conciencia antes de negar la justicia a su Padre; y no duden, que cuando así lo hayan hecho verán y comprenderán, por medio de ese fluido, las cosas del alma mejor que las materiales; no es posible hasta entonces porque a los ojos del espíritu los cubre un velo que sólo puede romperlo el amor al prójimo. Por el mismo método puede salvarse de la subyugación tanto de animales cuanto de los humanos.

Del fluido material abundan todos los que en su conciencia desean al prójimo, lo que no quieren para ellos, y llegan a llenarse tanto que nada ven, nada oyen, nada entienden ni comprenden que pueda contradecir a su orgullo, a su egoísmo y su vanidad; primer baluarte del magnetizador, como lo demuestra con las maneras imperativas al magnetizar, y doblemente puede comprenderse al no poder magnetizar a personas, cuyos espíritus son superiores a ellos en escala, porque la propia superioridad les resguarda el libre albedrío, que el magnetizador precisa robarles, para apoderarse de los cuerpos y dejar a los espíritus separados de ellos en estado de expectación.

Esta separación impide que el cuerpo magnetizado tenga el menor recuerdo de los hechos que con él ejecutó el magnetizador; por más que hayan sido caprichos asquerosos, nada ve, nada oye, nada ni a nadie entiende que no sea el pensamiento del magnetizador; pero a éste lo ve, oye, comprende, obedece y cumple sus órdenes lo mismo a muy corta que a muy larga distancia, y aunque cometa cualquier crimen y lo cojan con el cuerpo del delito, dirá que no lo hizo, porque en realidad, no es en aquel momento más que un autómata, puesto puede obedecer pero no puede pensar.

Hagamos una pequeña comprobación.

Los magnetizadores hacen alarde de que sus magnetizados leen escritos de todas clases con sólo ponérselos sobre la cabeza; pero puede asegurarse que no leerán una sola letra si antes no fue vista por el magnetizador. Esta misma prueba fue por la que no quisieron pasar los franceses, a que alude el historiador Cembrano, para ganar los 3.000 francos. Luego ¿qué podemos esperar del magnetismo conveniente para el hombre?. Ya lo han dicho doctores de sana conciencia: la corrupción más ignominiosa, la intranquilidad de las familias, el aumento de seres en las casas de maternidad y tirados por las calles, aumento de las casas de corrección, pleitos, etc., etc., pues en cuanto a curar enfermedades, no se ha observado que cure ninguna que no haya dado primero, y de ellas no han sido curadas todas.

¿Qué beneficio para el espíritu? Ya lo hemos dicho, todo perjuicio; por ser la antítesis de la piedra fundamental que dice: Ama a tu prójimo como a ti mismo; y estamos seguros, que ningún magnetizador querrá ser robado de cuerpo ni de alma.

Manifestando el fruto que produce el fluido materializado, réstanos manifestar también los que produce el esencial, llamado del amor en la escuela Filosófica natural, que lo haremos más adelante con pruebas irrevocables; por el momento sólo diremos que puede obtenerse hasta de su propia fuente: El Sol Central.

Una pregunta:

¿Por qué habiendo acudido a la escuela de Nancy para publicar la historia del magnetismo no se ha manifestado el juicio que forma dicha escuela en contra? Hacemos esta pregunta porque nos parece este hecho indigno de hombres que se dicen Espiritistas, y más si cabe, de una revista que se titula Luz.

ENSEÑANZAS
DE LOS QUE SE TITULAN ESPIRITISTAS

1. Huelbes Temprado.— El espiritismo no debiera llamarse así porque pretende algo más que estudiar el espíritu, y sus adeptos aspiran, a conocer y dominar al universo mundo, dejando a un lado las filosofías que pretenden conocer la materia (8 Septiembre 1888).

2. Amalia Domingo.— Dios en la naturaleza, su trono el Sol.

Amalia Domingo, Torres Solanot, Usich y M. Vives. El espiritismo empezó a mediados de este siglo.

3. Los mundos se destruyen y los Soles desaparecen.

4. Centro Barcelonés.— El alma es materia.

5. Sanz Benito.— La vida existe, no es posible circunscribirla al límite de la vida animal. ¿Dónde termina ésta y empieza la vida propiamente animal? Aún no se sabe; no se puede precisar por qué hay seres de materia intermedia y ascendiendo en grado de perfección; allí donde reconocemos la vida animal, hemos de admitir la existencia de seres inteligentes; pues el animal es un ser inteligente. El hombre, será en todo caso, el ser inteligente de cada mundo.
Dejemos pues que la Astronomía, aprovechando los adelantos de la física investigue los espacios y ponga ante nuestros ojos las Maravillas celestes.

6. El Catecismo Racionalista, presentado por Víctor Melcior al Grupo Barcelonés y aprobado por la Comisión de investigaciones psíquicas dice: Dios es la soberana y suprema inteligencia; único eterno, inmutable, justo y bueno e infinito en todas sus cosas, sin que esté sujeto a mudanza alguna. Que no podemos verlo porque es infinito absoluto y como tal carece de forma; ninguna se le adapta. Que no se puede comparar a Dios con el hombre; porque el hombre es habitante en uno de los planetas más inferiores y no es fácil que sea la criatura más perfecta.

7. Que desde el musgo a la frondosa encina y desde el zafiro hasta el hombre hay una cadena que se eleva gradualmente; y el hombre pese a su orgullo, es el último anillo de esa cadena, contra cuya evidencia no hay protesta que valga.

8. Que la tierra en principio fue masa gaseosa dotada de gran cantidad de calor, etc.

EXAMINEMOS

¿Podría decirnos Huelbes Temprado los conocimientos que han adquirido sus espiritistas con las ciencias después de haber tirado la filosofía en lo que llamaron (vanamente) congreso Español? Creemos que no; pero nosotros conservado lo que él despreció, podemos decir, que después de tal hecho, no puede pronunciar el nombre de espiritista y menos Kardeísta; puesto éste dice: que la ciencia como tal es incompetente, como ciencia, para fallar la cuestión del espiritismo; y su juicio cualquiera que sea no ha de tener importancia alguna etc., Ests, pág. 20 (=4=) Ynton.

Dos partes comprende la ciencia espiritista: la una experimental que versa sobre la manifestación en general, y la otra filosófica, que comprende las manifestaciones inteligentes. El que no haya observado más que la primera se encuentra en la posición de aquel que no conoce la ciencia más que por experimentos recreativos, sin haber penetrado en el fondo de la ciencia. etc., pág. 38, L, Ests, Yon.

Partida 19 L. Ests, ¿No puede el hombre, merced a la investigación científica, penetrar algunos secretos de la naturaleza? La ciencia le ha sido dada para su progreso en todas las cosas, pero no puede traspasar los límites fijados por Dios.

20. Fuera de la investigación de las ciencias; ¿le es dado al hombre recibir comunicaciones de un orden más elevado sobre lo que se sustrae a sus sentidos?

Sí, si Dios lo juzga útil, puede enseñar lo que no las ciencias.

147 ¿Porqué los Anatómicos, los Fisiólogos y en general los que profundizan las cosas naturales se inclinan frecuentemente al materialismo?

El Fisiólogo lo refiere todo a lo que ve, orgullo de los hombres que creen saberlo todo, y que no admiten que algo sea superior a su entendimiento, la misma ciencia los hace presuntuosos, y creen que nada puede ocultarles la naturaleza.

182 ¿Podemos conocer con exactitud el estado físico y moral de los diferentes mundos?

Nosotros los espíritus no podemos responder más que con arreglo al grado en que os encontráis, porque os turbaría; es decir, que estas cosas no debemos revelárselas a todos; porque no todos estáis en estado de comprenderlas (=5=).

617 ¿Qué objeto abrazan las leyes divinas? ¿Conciernen algo más que a la conducta moral?

Todas las leyes de la Naturaleza son divinas, puesto que Dios es autor de todas ellas. El sabio estudia las Leyes de la materia, el hombre de bien las de el alma y las practica. Mas, véase la partida 327 del capítulo 39 libro de Médiums párrafo 4º sobre las reuniones espiritistas, así como los párrafos 17 pág. 149 y el 21 siguiente, dictados por dos espíritus diferentes, la primera dice así:

<<Amigos míos, dejad que os dé un consejo, porque vosotros marcháis sobre un terreno nuevo, y si seguís la ruta que os enseño no os perderéis. Se os ha dicho una cosa que es mucha verdad y queremos recordárosla: que el Espiritismo sólo es una moral y no debe salir de los límites de la filosofía, ni un solo paso, si no quiere caer en el dominio de la curiosidad. Déjese a un lado las cuestiones de ciencias; la misión de los espíritus no es el de resolverlas ahorrándoos el trabajo de la investigación, sino el de procurar haceros mejores, porque de este modo es como avanzaréis realmente>>. La que sigue empieza así:

Se han burlado de las mesas giratorias, pero nunca se burlarán de la filosofía, de la sabiduría y de la caridad que brillan en las comunicaciones formales etc., etc., véanse las últimas conclusiones Libro Espíritus y se verá la gran recomendación filosófica, pero no hallamos punto alguno, en éste ni en otros libros Kardecianos que admite las ciencias, como cuestión espiritual, y sí en todos se recomienda la filosofía, luego el hermano Temprado no puede usar el dictado de Kardeísta, y están en su caso todos los que como él pretenden el espiritismo con las ciencias, y les decimos más; todo Científico que como él nieguen o desprecien la filosofía natural, se niegan y desprecian a sí propios, por ser imposible ciencia de clase alguna sin la mencionada filosofía, por ser madre de todas ellas.

Con motivo del descubrimiento del Mundo Eros han querido comprobar que las ciencias son el todo, ciertos sabios, por ignorancia; mas para que así no sea, vamos a copiar avisos, muy anticipados, dados por nosotros, para que procuren, nunca más despreciar a su propia alma por el orgullo y vanidad del cuerpo.


Publicado por "La Cabaña" Periódico nº. 7 en Barcelona, 1º Julio, 1887
Creación del nuevo destierro

Con motivo de haber dado algunos conocimientos del nuevo destierro, en nuestro artículo <<Los espíritus ignorantes en la erraticidad>>, hemos recibido las siguientes preguntas: ¿Cómo es posible que en el centro de la tierra haya concavidad para un nuevo mundo? ¿Cómo es posible habiendo allí habitantes que tengan frío y humedad y no se sienta el calor de los volcanes? y nosotros, después de darle gracias al incógnito preguntador, le contaremos lo que ha sido dado ver a nuestro espíritu como leído en el libro fluídico de la historia universal, de donde hemos tomado la parte histórica que hemos publicado en nuestra Revelación Segunda y en el artículo <<Pecado original>>, desde el cual empezaremos esta narración, por más que, según el incógnito, nos trate la humanidad de locos. De tales trataron los señores sabios al gran filósofo y a Cristóbal Colón, pero muchos sabios son los que de la fuente de aquellos locos sacaron y sacan agua; ¿qué importa un loco más en la actualidad? Contaremos, pues, nuestras locuras que no otra cosa serán para inteligencias obtusas; mas pudieran ser grandes manantiales de aguas puras para muchas que no sean tanto.

Dijimos en nuestra revelación referida que la tierra ha pasado por cinco cataclismos y está pasando por el sexto; que el primero fue total de fuego, y los cuatro parciales de agua; y añadiremos que del total fue causa la no conformidad del espíritu humano con la prohibición de los goces sexuales.
Pues bien, este cataclismo coincidió con la penetración de las aguas en el vacío que los fuegos terráqueos primitivos habían dejado en el corazón de la tierra; con la misma revolución se esparramaron los fuegos sobre la costra terráquea, y a donde no llegaron las llamas llegó el demasiado calor, todo lo cual hizo perecer las vitalidades de todas clases; veamos cómo o por qué resultó el vacío primitivo.

¿Encuentra natural la humanidad que todo grano que se siembra se pudra después que ha producido la planta? Sí; ¿ha observado que aquel grano por más que se pudra, deja su hueco hasta que ya está unido a la demás tierra?, pues obsérvelo y comprenderá la comparación que estamos haciendo y lo hallará con toda exactitud, arreglado a la semilla y según su tamaño.

Comprenda además que la naturaleza nada cría de nada, a todo le da su germen, pues de la misma manera para criar el mundo que habitamos le dio también el germen transportado de otro mundo, del cual es su imagen en la actualidad, y del mismo modo que el germen de los vegetales se separa de la planta que produjo juntándose a la tierra, el germen terráqueo se juntó también convertido en cenizas después de haber creado la tierra y dejando el vacío que había ocupado.

Ocupado el mencionado vacío interior por las aguas de nuestros mares, quedó su bóveda o techo cubierto de una capa metálica que la lava había dejado al desaparecer el fuego; las aguas, habiendo acudido también en demasía por la fuerza de la fuerte revolución que ocurrió en toda la tierra se retiraron luego que todo había quedado sosegado, quedando los mares en comunicación, los de la tierra, con el que se formó en su centro, (lo que no será imposible hallar si con detención se estudia el flujo y reflujo de éstos); a la retirada de las mencionadas aguas dejaron ya la lava cubierta de tierra, la que fue creciendo por la misma causa hasta que fue apta para germinar los vegetales, pues en cuanto a los animales terrestres nada podemos decir, sólo nos consta los acuáticos; los volcanes no prestan allí calor alguno, y respecto a la concavidad sabemos que es grande, mas tampoco podemos graduar su grandeza.

Los Volcanes

¿Qué hermoso es poder comprender siquiera un poco al autor de la naturaleza, pues sin tal comprensión no es posible comprender ésta? Mucho se admiran los hombres cuando salen al campo (y según ellos) contemplan la naturaleza, tanto en los vegetales como en los animales, y cuán poco se fijan en lo que más les interesa, ¡en su autor! cuán pocos son los que acuden a Él para que les enseñe a comprender lo para ellos incomprensible, pero, muchos son los que se ríen y mofan de los que se dirigen y algo llegan a aprender con tal dirección; mas consigo llevan la penitencia, porque se ríen de su ignorancia orgullosa; así sucede, sin duda, a nuestro preguntador al decir que la humanidad nos tratará de locos, ¡ignorante!, ¿quién serán los mayores locos en la humanidad, los que emplean su tiempo para ver y comprender la naturaleza y su Creador, con lo cual pueden dar luz a sus semejantes, o los que de tal modo hablan y pasan su tiempo buscando medios de poder ofender a uno sólo de éstos?, medítenlo que nosotros no podemos ofender pasando el tiempo de este modo a persona alguna que por su orgullo y envidia no esté loca rematada desde el momento que ni siquiera convidamos a ninguno a que siga nuestras locuras; bástanos avisar a los navegantes de este mar de lágrimas y penalidades en donde hemos hallado escollos para que ellos puedan evitar el tropezar en ellos como lo tenemos por deber, y si después de avisados tropiezan, doble será su culpa, puesto que quedan avisados; mas volvamos a los volcanes como punto vital de toda procreación de la tierra, pues sin ellos pronto desaparecerían las aguas y hasta los aires que son los más necesarios para la vida material de todas clases.

Dijimos que el germen terráqueo, a imitación de las semillas, se juntó al todo en cenizas dejando el vacío que hemos explicado; aquél había creado la atmósfera y las aguas, y al desaparecer, la misma tierra que había criado ya sus grandes venas de materias de tantas clases, cuantas necesitaba para su vitalidad, se encargó de su tutela propia; así las venas minerales carboníferas se encargaron de sostener el fuego que en la actualidad vemos en los volcanes, otras se encargaron de prestar su apoyo a éstas y todas juntas forman el conjunto para sostener a lo demás necesario para la vitalidad del género humano; pero las aguas salidas del fuego y que tanto ayudan a la procreación de las demás materias ayudan en gran manera a que se verifiquen lo que vulgarmente se llama fenómenos en los temblores de tierra, fenómenos que nosotros los hallamos naturales, cuya naturalidad vamos a explicar con una sencilla comparación.

Es sabido, y muy vulgar, que cuando a una caldera de vapor se le ha concluido el agua y ella está caliente en demasía peligra reventar si de repente se le da agua fría en abundancia; pero compararemos la caldera de vapor con un volcán en actividad, puesto como ella está forrado de lo que llamamos lava; ríos caudalosos son los que corren por entre la capa terráquea y muchos son los que cruzan por delante de los volcanes, éstos se van comiendo sus minerales o combustibles propios y cuando llegan a los ríos que están ante su paso penetran las aguas en ellos, y según la cantidad que penetra, más o menos, forma más o menos revolución y causa más o menos efecto de lo que llamamos temblores u oscilaciones, y no tardará mucho tiempo en que una de estas causas nos dé a conocer grandes hundimientos de tierra y alguna alteración grave por alguna costa de mar; mas, repetimos, no hemos hallado volcán alguno en actividad que desemboque en el nuevo destierro.

Estas son las noticias que podemos dar sobre las preguntas mencionadas sin temor de equivocarnos, a nuestro preguntador, y esperamos que él nos dé las suyas para compararlas, y podernos convencer de si somos locos o cuerdos, pues comprendemos que si nosotros hemos leído y visto lo que explicamos, otros han podido ver más y leído en libro superior al que leemos nosotros, puesto la suprema justicia alcanza a todos según su cumplimiento en la ley.


Esto dijimos en La Cabaña en Julio de 1887 y hoy añadiremos algo sobre las causas que motivaron la catástrofe de la Martinica.

Se encontraban tan en abundancia las materias a poca distancia de la salida del cráter que poco a poco iba obstruyendo el paso y exponiéndose a que por otro punto hubiera reventado, porque los alimentos del volcán no le daban fuerza bastante para arrojarlos fuera; afortunadamente encontró con dos elementos favorables a un mismo tiempo; una mina de azufre y un río caudaloso; la mina le dio alimento en abundancia y el agua fuerza para remover la mole obstructora y debemos creer, que a no haber sido así y hubiera reventado por donde las aguas del mar penetraran con estrépito, es posible se hubiera contado con la pérdida de la isla y algunos otros lugares.


Publicado por el Jesuita Blanco, Periódico nº. 4. — 15 de Marzo, 1898
Creación de los mundos

La Cabaña en su Segunda Revelación, dijo, que el mundo tierra había sido formado de un desprendimiento de otro mundo, y dio las explicaciones según las había recibido para que todos aquellos científicos que tanto se afanaban en hacer creer a las gentes que los cometas eran mundos en formación, procuraran examinar mejor antes de enseñar errores; y algún periódico que se titulaba espiritista pretendió revocar el poder de hablar La Cabaña con tanta firmeza, pues todos los sabios habían hablado y hablaban por hipótesis; mas entonces La Cabaña refería lo dicho por el pastor. Hoy EL JESUITA BLANCO, hablando por su cuenta, dice y responde por sí de que:

En el mes de Junio de 1895, en una de sus excursiones por la casa paterna espiritual (Sol central), fue llamado por uno de los oficiales del Gran Taller para que viera los preparativos de formar un mundo nuevo, y, en efecto se verificó como si propiamente se haría por los hombres materiales para que mejor lo pueda transmitir a éstos.

Cuando hubimos llegado a un lugar donde había algunas montañas de color oscuro (igual al de la atmósfera que circunda a la tierra), cogió un artefacto y dio un tajo en una de ellas que al momento se separó la parte cortada y empezó a evolucionar con precipitada velocidad en su propio radio, cual si amarrada estuviera con algún objeto. Hecha esta operación, nos retiramos cual si propiamente fuésemos dos hombres.

En Octubre de 1896 fue llamado por el mismo oficial y conducido al sitio de la preparación, donde la hallaron evolucionando del mismo modo que la dejaron, entonces el oficial, haciendo un corto ademán, nos pusimos ambos en movimiento, y el preparado nos siguió hasta cierta distancia, que el mismo preparado se extendió cual una sábana; en cuyo momento llegó un desprendimiento de otro mundo, que lo extendido, recogió y lo envolvió cual un cuerpo humano se envuelve con un sudario, y en el mismo instante tomó una velocidad prodigiosa sin salir del radio mismo que ocupaba. Entonces el oficial, valiéndose del lenguaje del alma, dijo al JESUITA BLANCO: ya está formado un mundo nuevo; vete, y dilo a los desterrados.

Nada diremos del punto donde se encuentra porque allí no hay nombres, y los hombres sin nombres, tampoco nos comprenden. Sólo podemos decir que está fuera del centro solar, en pleno espacio; que la causa de tal movimiento salió del Sol y que obedecía al oficial cual en la tierra obedece el caballo a su amo. Busquen, pues, los astrónomos con sus artefactos, que puesto es materia, no es imposible el hallazgo con materiales.

Por tanto, tachamos y debemos tachar por absurdas las hipótesis que varios sabios han publicado sobre que el hombre procede del animal y el vegetal; no. Dios no puede ser menos que el hombre, y para no serlo crea objetos vitales para recreo y necesidades de sus hijos como el hombre los crea materiales.

Quéjanse estos mismos hombres de que materializamos las cosas en demasía, mas sin pedirles perdón por nuestras faltas debemos decirles, que de la misma manera nos han sido materializadas para que podamos dar fe de haberlas visto a toda la humanidad terráquea sin hipótesis de ninguna clase y de cuya veracidad nos hacemos responsables ante Nuestro Padre Celestial.


EL MUNDO EROS
De <<La Vanguardia>>, de Barcelona, 28 de Octubre de 1898
NOTAS CIENTÍFICAS
NUEVO PLANETA

No se trata del descubrimiento de un planeta primario comparable a Urano o a Neptuno, sino simplemente de un pequeño astro perteneciente a la familia de asteroides, que en número superior a 400 se conocen ya entre las órbitas de Marte y Júpiter.

Por esta misma razón el nuevo descubrimiento no tendría, en general, ningún interés para los lectores, si el planeta objeto de este artículo no ofreciese singularidades muy dignas de ser señaladas.

El nuevo astro fue descubierto el 14 de Agosto último por H. Witt en el observatorio Urania, de Berlín; su brillo era entonces análogo al de una estrella de 11ª magnitud y su posición muy próxima a la de la estrella Beta de Acuario. H. Witt determinó, como es costumbre, la posición del planeta durante varios días consecutivos, de cuyos datos se sirvió H. Berberich para el cálculo provisional de la órbita del nuevo astro. De momento ya sorprendió mucho a los astrónomos el rápido movimiento de que estaba dotado el planeta, hecho que presagiaba un estado anormal. Y así sucedió en efecto, pues el nuevo planeta resulta hallarse situado entre las órbitas de Marte y la Tierra. Si bien es cierto que buena parte de la órbita del asteroide es exterior a la de Marte, resulta de todos modos, repito, que la distancia media del nuevo planeta al Sol es inferior a la de Marte.

Tomando la distancia media de la tierra al Sol como unidad, la del nuevo planeta al astro central debe representarse por 1,46 y la de Marte 1,52.

Dadas las posiciones y excentricidades de las órbitas de la Tierra y del nuevo planeta, resulta que éste pasa a una distancia mínima de nosotros igual a 22 millones de kilómetros, mientras que Marte nunca dista menos de 56 millones.

Si añadimos a lo dicho que Venus, en la época de mínima distancia pasa de nuestro globo a más de 38 millones de kilómetros, deduciremos que el nuevo planeta es, después de la Luna, el astro que se aproxima más a la Tierra.

A su mínima distancia, su brillo será aproximadamente como el de una estrella de 6ª. magnitud, es decir, perceptible a simple vista.

Para completar estos datos, añadiré que el nuevo planeta recorre su órbita en 645 días, mientras que Marte invierte 687 para recorrer la suya; y que la inclinación de su órbita sobre el plano de la órbita terrestre o elíptica es de 11º, y 7'. En cuanto a sus dimensiones, no es posible decir nada preciso, puesto que el nuevo planeta aparece solamente como un punto luminoso; no obstante atendiendo a su brillo, es lícito asegurar que su superficie puede compararse a la de una región como Cataluña por ejemplo.

Veamos las razones de Amalia Domingo Soler para decir: Dios en la Naturaleza y su trono el Sol, según el Libro de Espíritus.

PARTIDAS

1ª. Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las cosas.

113. Los espíritus superiores viven la vida eterna en el seno de Dios, son sus mensajeros y Ministros, etc.

188. Nota. Según los espíritus, entre todos los globos que componen nuestro sistema planetario, la Tierra es uno de aquéllos cuyos habitantes están menos adelantados física y moralmente; Marte es inferior, y Júpiter mucho más superior en todos conceptos. El Sol no es un mundo habitado por seres corporales, sino un punto de reunión de los espíritus superiores, que desde allí irradian, por medio del pensamiento a los otros mundos que dirigen, por medio de espíritus menos elevados, con los cuales comunican merced al fluido universal. Como constitución física, el Sol, es un foco de electricidad. Parece que todos los Soles se encuentran en posición idéntica.

¿Hay alguno que pueda revocar la verdad dicha por Amalia Domingo? Si lo hubiere pruébelo que nosotros estamos dispuestos a sostener que el Sol, llamado central por unos, rey de los astros por muchos, Dios o Creador por otros, es nuestra casa paterna universal. Pero si por este acto de justicia le damos un abrazo de todo amor, también por el mismo amor debemos preguntarle ¿porqué niegas la partida 1ª transcrita y la 13ª que señala los atributos que concedemos a Dios? ¿cómo siendo la suma inteligencia se ve en el caso de destruir los mundos que un día creó para comodidad de sus hijos los humanos? En qué quedamos, ¿es o no inteligente?, si lo es nunca destruirá su obra; decís que los Soles desaparecen ¿y no sabéis a donde van, a pesar de asegurar que todos son materias? ¿y no serán también obra de Dios? Luego vuestro Dios no es el creador universal tan sabio como lo decís; pero es menester comprender, que no por complacer vuestra ambición y vanidad de sabios, dejará de ser justo, y si vosotros no comprendéis o no sabéis a donde están esos mundos y esos Soles buscar la causa del por qué; ella está en vosotros.

10. ¿Puede el hombre conocer la Naturaleza íntima de Dios?

No, y este es uno de los sentidos que le faltan aún.

11. ¿Será dado algún día al hombre conocer el misterio de la Divinidad?

Cuando el espíritu no esté ya ofuscado por la materia, y cuando por medio de la perfección, se haya aproximado a ella le verá y le comprenderá.

Si el espiritismo empezó a mediados del último siglo ¿dónde estuvo el amor y la bondad divina para prohibir la comunicación de sus hijos?

Sabios Apóstoles, a estudiar de nuevo debéis retiraros antes de cometer absurdos; la comunicación espiritual existe en la Tierra desde la primera época, partida 221.

Dijo el Centro Barcelonés que el alma es materia; Kardec dice, después de citar muchas partidas:

Introducción 6. — El alma ser inmaterial, etc.

La partida 139. Ciertos espíritus, y antes que ellos, ciertos filósofos han definido el alma: Una chispa anímica emanada del gran todo. ¿Cómo se explica esta contradicción?

No existe tal contradicción, y depende aquello de la acepción en que se toman las palabras.

¿Por qué no tenéis una palabra para cada cosa?

Partida 965. El alma no es materia.

Para más declaraciones, léase la nota que a continuación pone el autor y la partida antes transcrita de que los espíritus no pueden dar más conocimientos que hasta donde había llegado el preguntador.

Los dichos de Sanz Benito, quedan incluidos en la contestación a Huelbes, y la que sigue al Catecismo Racionalista.

Introducción 6 cap. 6: Dios es eterno, inmutable, inmaterial, único, Todopoderoso, soberanamente justo y bueno y la partida 13 lo ratifica.

Partida 12. Ya que no podemos comprender la naturaleza íntima de Dios ¿podremos tener idea de alguna de sus perfecciones?

De algunas sí; y el hombre las comprende mejor a medida que se sobrepone a la materia; porque las entrevé con el pensamiento.

18. ¿Penetrará el hombre algún día el misterio de las cosas ocultas?

El velo se corre ante él, a medida que se purifica; pero para comprender ciertas cosas le son menester facultades que no posee aún.

244. ¿Ven los espíritus a Dios?

Sólo los superiores lo ven y lo comprenden; los inferiores lo sienten y adivinan.

Luego los que aceptaron tal doctrina no son Kardeístas; si no espíritus inferiores cargados de orgullo; puesto pretenden ser más que Dios. ¿Quién de ellos se esconde para que no lo vean sus hijos por extraviados que hayan sido si obedientes vuelven a su autoridad? ninguno, aunque no les concedemos los atributos del Espiritual; ¿porqué no procuráis haceros superiores para ver y comprender como tales? pues debíais saber que por el atributo de justo, Dios lo iguala todo, y vuestra ignorancia en tales conocimientos indica claramente que, si por faltar a la ley vinisteis al destierro poca ha sido vuestra enmienda; pero mucha vuestra pretensión de sabios.

Decís que no lo podéis ver porque no se le adapta ninguna forma; mas yo debo deciros que se le adaptan todas; y cada cual lo ve con la que se merece, según el cumplimiento que hizo de aquella ley que dice: ama a tu prójimo como a ti.

Que no se puede comparar a Dios con el hombre, cierto. Pero también es cierto, que si el hijo del hombre puede compararse con el hombre, también lo es, que el hijo espiritual es comparable al Padre espiritual, y que llegan a ser su imagen, como los hombres lo son de los hombres.

Que desde el musgo a la frondosa encina, y del zafiro hasta el hombre hay una cadena que se eleva gradualmente; y el hombre, pese a su orgullo, es el último anillo de esta cadena contra cuya evidencia no hay protesta que valga. Veamos libro Espíritus, página 16: Los espíritus encarnan siempre en la especie humana, y sería erróneo creer que el alma o espíritu pueda encarnar en un animal.

Partida 71. ¿La inteligencia es un atributo del principio vital?

No, puesto que las plantas viven y no piensan, siendo puramente orgánica su vida. La inteligencia y la materia son independientes, etc.

585. ¿Las plantas tienen sensaciones?

No; no piensan y sólo tienen vida orgánica.

591. ¿En los mundos superiores, las plantas son como los otros seres de naturaleza más perfecta?

Todo es más perfecto; pero las plantas siempre son plantas, como los animales animales y siempre hombres los hombres.

592. Si en punto a inteligencia comparamos al hombre con los animales parece difícil establecer la línea demarcatoria; porque ciertos animales, bajo aquel aspecto, son, notoriamente, superiores a ciertos hombres; ¿semejante línea puede ser establecida con precisión?

Acerca de este punto no están muy acordes vuestros filósofos; queriendo los unos que el hombre sea animal y otros que el animal sea hombre; todos se equivocan, el hombre es un ser especial que se rebaja mucho a veces o que puede elevarse también mucho.
En lo físico, el hombre es como los animales, y está mucho menos provisto que algunos de ellos, pues la naturaleza les ha dado a éstos todo lo que a él se ve obligado a inventar con su inteligencia para su conservación y satisfacción de sus necesidades. Su cuerpo se destruye como el de los animales, es cierto, pero su espíritu tiene un destino que sólo él puede comprender, porque sólo él es completamente libre. ¡Pobres hombres que os rebajáis hasta el bruto! ¿No sabéis distinguiros de él? Reconocer al hombre en el pensamiento de Dios.

597. Puesto que los animales tienen una inteligencia que les da cierta libertad de acción. ¿Existe en ellos un principio independiente de la materia?

Sí, y sobrevive al cuerpo.

¿Este principio es un alma semejante a la del hombre?

Si así queréis, también es un alma; esto depende del sentido que se le dé a esa palabra; pero es inferior a la del hombre. Del alma de los animales a la del hombre va tanta distancia como del alma humana a Dios.

606. ¿Dónde toman los animales el principio inteligente que constituye la especie particular del alma de que están dotados?

Del elemento inteligente universal.

¿La inteligencia del hombre y la de los animales, dimanan, pues, de un principio único?

Sin duda alguna; pero el hombre ha experimentado una elaboración que la hace superior a la que anima al bruto.

610. ¿Se han engañado, pues, los espíritus que han dicho que el hombre es un ser excepcional en el orden de la creación?

No, pero la cuestión no había sido resulta, y hay por otra parte, cosas que sólo a su tiempo deben llegar. El hombre es, en efecto, un ser excepcional, porque tiene facultades que le distinguen de todos los otros y tiene otro destino. La especie humana es la que Dios ha elegido para la encarnación de los seres que pueden comprenderle, véase además las páginas 222, parte 1ª y las 677, 773 y 764.

En cuanto a la creación de los mundos queda contestado en la creación de Eros.

¿Va comprendiendo Sanz Benito cómo empieza y dónde la vida animal? prepárese, pues, para saber dónde empieza la de su especie; que sin esperar a las ciencias ya se lo dirá la filosofía natural.


DOCTRINA CRISTIANA SEGÚN LA LEY DE DIOS
LA SALVACIÓN DEL ALMA

P.-

¿Cómo puede salvarse el alma?

R.-

Cumpliendo la ley de Dios.

P.-

¿Cómo se hace este cumplimiento?

R.-

Haciendo con todos como queremos que hagan con nosotros en igualdad de circunstancias y no haciendo a ellos lo que no queramos que nos hagan a nosotros.

P.-

¿Cómo podremos comprender cuando cometemos falta a la ley?

R.-

El guía protector avisa siempre al protegido cuando trata de cometerla, con el toque de la conciencia que la rechaza; y el que obedece al aviso no falta nunca.

P.-

¿Cómo podremos comprender al guía?

R.-

Dirigiendo nuestro pensamiento al Sol separado de toda cosa terrena, hablamos y nos entendemos con los pensamientos como con la palabra entre los hombres.

P.-

¿Obrando así no cometemos falta ante Dios?

R.-

De todas las faltas que se cometan obrando de este modo, responde:

El Jesuita Blanco


ATRIBUTOS DIVINOS

Dios por el atributo de AMOR creó y crea eternamente los espíritus de los humanos para tener con quién relacionarse y les da un lenguaje espiritual para comunicarse con Él y con sus hermanos espirituales y crea el vegetal y al animal para que sirvan al humano en cuanto puedan necesitar.

Por el de PAZ.— No se mete con nadie, ni castiga ni perdona, se hace inmutable.

Por el de CARIDAD.— Concede que sus hijos superiores guíen a los inferiores en el cumplimiento de su deber o encomienda.

Por el de BONDAD.— Concede el libre albedrío a todos sus hijos para que cumplan cuando sea su voluntad.

Por el de MISERICORDIA.— Concede cuantas encarnaciones nos sean necesarias para cumplir la encomienda.

Por el de JUSTICIA.— Concede que le vean y comprendan todos sus hijos con más claridad a medida que avanzan en el cumplimiento de la Divina encomienda.

Es deber de cada uno saber

¿Quién eres? Un espíritu desterrado.

¿De dónde procedes? Mi forma de taller universal, mi inteligencia del Sol central.

¿Por qué te han traído aquí? Por no haber cumplido la Ley Divina en otros mundos mejores.

¿Para qué te han traído? Para que ame a mi prójimo como a mi mismo.

¿Y a dónde debes marchar? Al Sol de Justicia que es nuestra casa Paterna.

El Jesuita Blanco


¿Pueden negar algo de lo expuesto los farsantes del espiritismo Kardeísta?

Háganlo; y conste, que de no hacerlo y aunque La luz; la Mujerzuela, no hubiera descubierto sus liviandades encargando volver a las obras de Kardec, basta con sólo lo expuesto para probar, que no son Deístas, Cristianos, Masones, ni Espiritistas, más que de dicho; por cuanto la piedra fundamental de todas ellas es la sentada por Jesús: Ama a tu prójimo como a ti mismo, que en ello amas al Padre que está en los cielos, ésta es la ley y los profetas; por lo tanto, siendo Dios uno, es la única religión verdad; luego todo hombre que roba el libre albedrío a otro, su hermano, en lo espiritual, deja de pertenecer a dicha ley y tan ladrón, en la parte esencial, como el que roba los intereses a otro, lo es, en lo material; y se hace menor que los animales, por cuanto éstos nunca magnetizan a ninguno de sus especies.

Decís que el mal no está en el magnetismo sino en quien de él hace mal uso; y yo a la vez os pregunto: El arsénico es una gran medicina, ¿porqué no se expende libremente? porque como veneno activo podría hacerse mal uso de él; y haciendo mal uso del Magnetismo, ¿qué puede resultar? cosas peores, ¡¡¡mucho peores!!! y millón de veces peores; cual lo ve toda persona moral.

Todas estas cosas nos enseña la escuela filosófica natural, cuyos catedráticos no pertenecen a los de sepulcros blanqueados; y sólo desean que el estudiante quiera saber para dar los conocimientos sobre el alma, que se va ganando, y cuando conviene, también le da algunos conocimientos pertenecientes al cuerpo, como queda demostrado, para acudir a ella hacemos uso del fluido espiritual vital; procurando no dejar aproximar a nosotros el materializado magnetizador en ningún tiempo.

Del mismo fluido nos servimos para transportarnos adónde conviene para adquirir conocimientos ocultos, como en varios casos lo hacen instrumentos concentrados naturalmente; mas imposible hacerlo los magnetizados. Repetimos que éste, el magnetizado, no ve, oye, ni entiende otra cosa que el pensamiento del magnetizador, por tanto, nada puede decir aquel que éste no vea ni sepa.

Por tanto

En la creencia de que muchos de los que acuden a las sesiones son engañados por los enemigos de la verdad, les diremos, que la Iglesia Cristiana, y por lo tanto espiritista, no tiene fórmula de clase alguna; no puede pretender el hombre ni la mujer ser presidente, porque en todas lo hay espiritual; el hombre sólo puede ser su intérprete, y para ello precisa saber el lenguaje del alma, puesto tiene los dos y el presidente sólo tiene el espiritual.

Estas sesiones son puramente filosóficas, la base de todas ellas es la ley y los atributos divinos, de los cuales no debe salirse, tanto para dar instrucciones cuanto para recibir, tanto los espíritus cuanto las gentes.

Los oyentes deben tener los sentidos corporales en el local de la reunión; pero su pensamiento en lo elevado y preguntando si debe o no tomar las instrucciones que le dan. (Véase la salvación del alma).

En ellas no debe tratarse más que de cosas del alma.

Las sesiones de ciencias deben estar separadas para los estudios (no reñidas) pero a su tiempo deben discutir, si a ello llega el caso, los adelantos de una y otra.

Las escuelas deben estar abiertas para todos los que libremente quieran acudir, para que cada inteligencia opte por lo que más le agrade, y cada cual sea útil a la humanidad según el estado de su razón, y él mismo, servido será según la pureza de su conciencia al ejecutarlos.

Para concluir

Suplicamos a la que se llama Luz y Unión, (encubridora de traidores, calumniadores y farsantes) que las cuatro velas que le mandé para que las encendiera y las ha metido debajo del celemín, puede hacer el uso que guste, ya que nosotros cumplimos en ésta la promesa que en ellas le hacemos; pero también la prevenimos, que así como nosotros no tenemos más poder que para activar las enseñanzas del camino que otro señaló para que la humanidad pueda salir del destierro, otro viene en pos de nosotros, el cual les pedirá cuentas estrechas de tales actos, y como mandatario os guiará por camino bastante distinto, a cuya dirección no hay resistencia posible.

EL JESUITA BLANCO

Buzón para sugerencias y preguntas:
manuel_granollers@yahoo.es

Enlace para acceder a otros trabajos publicados:
Pedro continuador de la obra de Jesús -El Jesuita Blanco
Defensor del cristianismo, deísmo y espiritismo filosófico


Subir al inicio de la página:
La Filosofía, las Ciencias y el Hombre
Kardec y los Kardecianos por El Jesuita Blanco

Notas a pie de página del opúsculo: La Filosofía, las Ciencias y el Hombre - Kardec y los Kardecianos por El Jesuita Blanco

=1=
Egoísmo, orgullo y vanidad.

=2=
Amor, paz y caridad.

=3=
Y nosotros no los nombramos por no corromper más la moral y aumentar la criminalidad.

=4=
También lo dice Navarro M., en su artículo "El Espiritismo"

=5=
Señores sabios ficticios.

Final del opúsculo:
La Filosofía, las Ciencias y el Hombre - Kardec y los Kardecianos por El Jesuita Blanco

Enlace a otros trabajos publicados

Pedro continuador de la obra de Jesús -El Jesuita Blanco
Defensor del cristianismo, deísmo y espiritismo filosófico